Estas aquí: Negocios Inteligentes » Gestión de Negocios » Cuándo solicitar crédito personal para negocio

Cuándo solicitar crédito personal para negocio

Una de las opciones para financiación de negocios al empezar un nuevo emprendimiento es Solicitar un Crédito Personal para un Negocio, Cuándo es el mejor momento? Con quién hacerlo, que tasa de interés debe tener.

Cuando se está pensando en realizar algún tipo de negocio, siempre es importante la inversión en el mismo, muchas personas optan por ahorrar una gran cantidad de dinero antes de iniciarlo, opción que da mayor tranquilidad, pues no se corre el riesgo de afectar el estilo de vida mientras no se abandone el trabajo, también existen otras opciones, como es el uso de un crédito, opción que nos da mucha incertidumbre al momento de iniciar el negocio, pues no se tiene la certeza de poder pagar, es por eso que no se recomienda utilizarlo en esta fase del negocio.
Cuando el negocio ya está funcionando y empieza a tener ingresos (aunque las ganancias no sean superiores a los gastos y reflejemos pérdidas), es buen momento de pensar en inyectarle un poco de dinero extra, en caso de que el ingreso de nuestro empleo no sea suficiente para lograrlo, es cuando se recomienda solicitar un crédito personal al banco de su preferencia (tenga en cuenta que el banco donde recibe su nómina le dará una tasa de interés mejor que en algún otro banco), siempre tenga en cuenta las características del crédito, siempre prefiera las que ofrecen tasa fija y la opción de amortización de saldos insolutos sin penalización, de esta forma, seremos nosotros los que tengamos el control del crédito y no el banco, teniendo además la ventaja de que si se incrementa la inflación o existe una devaluación de la moneda, seremos nosotros los que ganen y no el banco.
El principal punto a tomar en cuenta, es que el valor que genere el negocio deberá ser mayor a la tasa de interés del préstamo mismo, asegurando de esta forma que por lo menos eso estará cubierto y no requerirá financiamiento extra de nuestro bolsillo a menos que lo hayamos planeado así de forma previa, que también es una opción completamente válida.
Siempre hay que tener en cuenta que el negocio por si mismo pueda ser capaz  de pagar el crédito, de lo contrario, pudiera no ser tan buena idea el solicitarlo, por lo que el mejor consejo es hacer un análisis del negocio para saber exactamente ese dinero en qué se va a invertir.
Tras lograr darle ese empuje extra al negocio y estar pagando oportunamente, los bancos por lo general aumentan la línea de crédito y disminuyen las tasas de interés, cuestión que pudiera ser riesgosa para nosotros si es que aceptamos el nuevo crédito, siempre hay que hacerlo con responsabilidad y teniendo en cuenta si podríamos o no pagarlo con lo que genere nuestro negocio, pero siempre hay de saber exactamente en que se va a gastar, para no llevarnos después sorpresas desagradables.

Deja un comentario

*